VIVIR VARIAS VIDAS PARA ENCONTRAR EMPLEO EN LinkedIn

Por Idaysi Capote

LinkedIn, ¿será una aplicación de otro planeta?
Cuando ofertan un empleo en LinkedIn que me interesa y leo los requisitos, habilidades, estudios y la experiencia, caigo en cuenta que no he vivido suficientes vidas.

Sobre todo piden casi siempre hasta cinco años fogueados en cualquier profesión u oficio. ¿Dónde obtengo la experiencia si no me contratan?
Esto no es broma. Mi currículo tiene una sola página y escrita a dos espacios. He vivido unos 25 años de postgraduada, cuento con otros 18 entre infancia y adolescencia. ¡¿Y la migración?!

Le sumo a todo este tiempo un año gastado en vano en entender por qué un dime, si es la moneda de 10 centavos, es más pequeña que la de 5 centavos o nickel en dólares americanos.

También en esta etapa de adaptación y transculturación los días o meses gastados aprendiendo a manejar. La suerte para vendedores ambulantes de maní, flores, limones, agua y mandarinas de Hialeah es que practicaba después de las 12 de la medianoche, porque era inevitable subirme en cada esquina al doblar. Esto lo cuento ahora porque no existen las multas retroactivas, eso creo yo.

A esto le sumo que pasé dos años mirando para el cielo cuando iba a lavar, conectada todavía con tender la ropa al sol.

Entre todo este proceso posterior a mi ansiada llegada a los Estados Unidos, no puedo pasar por alto la vigilancia de los flyers o periodiquitos que anuncian los descuentos semanales en los mercados.

Nunca tenía espacio en el congelador porque toda la carne que compraba me parecía poca, debido al bloqueo que traía mi mente desde Cuba o el susto de “apúrate que se acaba”.

Con casi una res congelada en el refrigerador y de manera legal, no sé cómo no creció un huevo o cigoto de un ternero in vitro en aquel General Electric.

Para lograr pagar todo esto necesito una vida artificial, porque lograr un contrato de trabajo en LinkedIn es para gente con algún récord Guinness.

Si tuviera todos los conocimientos que exigen en esta aplicación tengo la certeza que lograría cerrar, por ejemplo, Univisión.

Yo sola echaría andar este canal. Quedarían fuera estrellas de la comunicación como Eileen Cardet, Alina Mayo Azze, Ambrosio Hernández y muchos más.

He leído que LinkedIn le pertenece a Microsoft, y no puedo evitar un enlace mental involuntario que hago siempre entre Bill Gates y esta compañía multinacional.

Y empieza a tener sentido todo esto. ¿Será que en LinkedIn contaron los caracteres del currículum vitae de Bill Gates y los aplican como norma fija a cada mortal que tenga un perfil en esta red de conexiones para profesionales, para encontrar a compañeros de clase o de trabajo, o encontrar un curso, o que te encuentren a ti?.

Confieso que en tiempos de ocio leo algunos perfiles de gente contemporánea conmigo, no sé entrar de modo incógnito como entran a mi perfil, pero hago cálculos y cuanto ellos andaban en postgrados yo estaba aún en primaria, y aclaro que no repetí ningún año.

Son innegables los favores que nos brinda la tecnología. Usando LinkedIn evitas ir a una oficina, manejar, buscar un parqueo, aparcar sin chocar el carro de al lado, esperar por una persona que generalmente nunca está o llega tarde, tantear su carácter y el humor de ese momento.

Comprar ropa adecuada para este encuentro, y una cartera cara con la etiqueta escondida para devolverla de seguir ganando lo mismo.

También ahorro las cuatro horas frente al espejo queriendo un peinado que nunca me salió y tirarme una mezcla de cremas y maquillaje que emparejen mis casi 50.

Este primer mundo tiene creadas las plataformas para desarrollar tus conocimientos, habilidades, y vivir de lo que quieras si no te cansas de soñar, de trabajar, de auto superarte, de respetarte y rendir el mismo culto a quien te dedique parte de su tiempo.

Hasta ahora he podido vivir sin LinkedIn. Es probable que algún día lo haga. Quizá, aunque el camino estuvo siempre delante de mis ojos. Anduve distraída en una etapa crucial de adaptación. Pero vivir en los Estados Unidos de América me brinda más beneficios que LinkedIn u otra aplicación.

En América ya no soy una simple soñadora, aquí soy una mujer realizada.

@idaysicapote

Imagen tomada de Google

Un comentario en “VIVIR VARIAS VIDAS PARA ENCONTRAR EMPLEO EN LinkedIn

Responder a Adri Bosch Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s